6 ACTITUDES DEL COACHING DIALÓGICO A TENER EN CUENTA EN LA REALIZACIÓN DE LA ENTREVISTA.


En ocasiones, cuando finalizas una entrevista (empecemos por la más conocida, la de selección), si realizas una autoexploración, o un repaso mental acerca de cómo te has sentido durante la misma, quizás encuentres indicios de que tu disposición, o tu estado interno no ha sido el idóneo, o no te has posicionado en aquel que te permite crear un mejor clima o predisposición para un mejor desarrollo de la entrevista. En otros casos, puedes caer en la cuenta, de que te has “salido” de la entrevista, porque han surgido pensamientos que te han llevado a alejarte del encuentro con el entrevistado, o en otras,  han echo su aparición otros “intrusos”, en forma de efecto halo, por ejemplo. Si os parece vamos a repasar algunos de estos elementos ya conocidos:

  • Efecto halo: Es un  sesgo cognitivo por el cual la percepción de un rasgo particular es influenciada por la percepción de rasgos anteriores en una secuencia de efecto halointerpretaciones. Ejemplo, si alguien es muy  atractivo le atribuimos otros rasgos de personalidad atractivos sin saber si los tiene o no. (es guapo/a luego inteligente, generoso, buena persona etcétera)

 

  • Efecto contraste:  Es el aumento o disminución, en relación a la normalidad, de la percepción, cognición  y el rendimiento, como resultado de la exposición inmediatamente previa o simultánea a un estímulo de valor mayor o menor en la misma dimensión.Así, por ejemplo, una persona parecerá más atractiva de lo normal cuando sea comparada con una persona menos atractiva y menos atractiva cuando sea comparada con una persona más atractiva.
  • Efecto espejo: Consiste en que el entrevistador valora mejor a aquellos candidatos que reúnen cualidades o actitudes altamente valoradas por él , o que el mismo posee, aunque no tengan tanto que ver con el puesto.

Por ello, es importante utilizar recursos, e incorporar y desarrollar competencias que pueden hacer que mejore nuestra concentración, presencia, eficacia y objetivos. En primer lugar, sería beneficioso no perder de vista el enfoque de encuentro entre dos personas, que lleva parejo la entrevista, y para ello sería útil revisar un post que elaboré sobre los requisitos del encuentro, y que pueden ayudar a reforzar este enfoque, antes, durante y después de la entrevista.

https://tuprimerpaso.wordpress.com/2013/12/05/el-encuentro-lo-recuerdas/

Adentrémonos en las competencias y actitudes que se trabajan en coaching, para ver cómo podemos hacer uso de ellas en el contexto que nos ocupa:

1.- Respeto. Es evidente que esta actitud debe estar presente en todas las relaciones o encuentros que llevemos a cabo, aunque considero importante que tomemos esta actitud como la que va a impregnar el proceso en su totalidad. Esta definición nos puede ayudar: Respetar a una persona es relacionarse con ella desde la asunción de que es una realidad, ante la que la única respuesta adecuada es el aprecio, y por tanto no puede ser reducida a objeto: algo a lo que se puede  invadir, controlar o dominar.

2.- La curiosidad y la búsqueda. Puede ser útil el preguntarnos acerca de para qué el entrevistado

curiosidad
 ha actuado de una manera u otra, o para qué ha tomado una decisión, y no otra, o para qué ha emprendido un camino hacia un objetivo determinado. Consiste en la predisposición a detenerse frente a las cosas, a preguntarse sobre ellas y tratar de ir más allá de la apariencia o el juicio.

3.- La confianza. La confianza es una actitud básica para la comunicación auténtica y para el desarrollo personal. Es asumir el reto de afrontar un proyecto, con la esperanza firme de que los resultados y el encuentro merecerán la pena. Tiene una doble vertiente:

-confianza en las actitudes y compentecias del entrevistador.

-confianza en que el proceso en cuestión, una vez determinada y realizada la preparación correspondiente, e incluido las herramientas adecuadas, nos llevará al objetivo que queremos encontrar.

4.- Veracidad.

Significa que el entrevistador es franco y transparente en la comunicación e interacción con el cliente. Ser veraz significa no dejar que ni lo falso, ni la apariencia estén presentes en dicho proceso.

No sería mala idea hacer partícipe al cliente de dicho aspecto, aunque no como arma arrojadiza, o de advertencia, sino como clave para el desarrollo de la entrevista, y aprovechar para pactar o indicar que en caso de incoherencias el entrevistador las expresará (al realizarlo de esta manera, el entrevistador queda en una posición más veraz ya que hace partícipe al candidato acerca de sus necesidades para cumplir con los objetivos del proceso).

5.- Presencia plena.

No hay presencia cuando no nos reservamos, cuando en lugar del aquí y ahora estamos en otro lugar, con la mente en otro sitio (preocupaciones, prejuicios, inquietudes que en este momento no corresponden).presencia plena

Es importante que antes del proceso, tomemos consciencia de nosotros mismos, de los pensamientos, emociones, del cuerpo, con la finalidad de poder aquietar la mente y las emociones, buscando así un estado más relajado y consciente.

Una práctica puede ser,antes de realizar la entrevista, realizar tres inspiraciones y expiraciones profundas de esta manera  y tomar consciencia de aquello que nos preocupa y que nos impedirá estar 100% en el desarrollo de la entrevista. También es importante realizar este chequeo cuando termine el proceso, y hacer un seguimiento para comprobar que no sigue ocurriendo en futuras ocasiones.

6.- La escucha.

El entrevistador puede escuchar:

-lo que dice el entrevistado.

-el tipo de lenguaje que utiliza .

-lo que no dice.

-el tono del vozescucha

-posibles incoherencias entre lo que el entrevistado dice y la forma y emocionalidad con la que lo está exprensando. La energía, el estado de ánimo.

– la corporalidad del entrevistado y la nuestra.

-elementos externos: Luz, ruido, teléfonos, etc

Por último, indicar que no sólamente estamos hablando de la entrevista de selección, hay otras en el contexto de una organización, que requieren de los entrevistadores la adopción de una actitud y competencias específicas.

La entrevista de inducción, la entrevista de evaluación, la entrevista de salida, la entrevista de campo, etc son otros ejemplos donde el objetivo será diferente, pero no por ello deja de ser un encuentro entre dos personas.

También quiero dejar constancia de los “malabarismos” que deben realizar muchos consultores de selección en la actualidad( perfil administrativo-comercial-consultor, todo en uno), que desemboca en un maremagnum de inmediatez y obejtvos.

Si perseguimos la confianza, la retención del talento, la fidelización, la alineación de valores y cultura, la gestión del cambio, etc no debemos perder de vista aquellas competencias y/ o actitudes que nos hacen ser más auténticos, conectar más con nuestra esencia (profesional y humana) y, a la postre, obtener mejores resultados y satisfacción.

 Un abrazo.

tuprimerpaso.wrodpress.com

“El lobo de Wall Street”. (El LIDER)


Con esta vuelta de tuerca, Martin Scorsese, consigue mostrarnos otra vez su universo de sexo, drogas y desenfreno, aunque esta vez sin asesinatos, ni familias mafiosas. Esta cinta plagada de sarcasmo y crítica al mundo de las finanzas, saca a relucir la figura del LIDER.

Este es mi punto de referencia para este artículo.

Leornardo Di Caprio, consagrado, desde mi punto de vista, como el actor más versátil que ilumina la pantalla en los últimos años, interpreta el papel de Jordan Belfort, un recién licenciado en Biología que, en los últimos años de la década de los 80, decide ser corredor de bolsa con el fin de conseguir su meta: Hacer fortuna.

A partir de esta premisa, nuestro protagonista, una vez que consigue su licencia de corredor de bolsa, ve como su camino se ve interrumpido por el mayor desastre en los mercados de valores, tras el crack del 29, más conocido como “el lunes negro”.

En este etapa, nuestro joven corredor de bolsa, todavía no conoce de qué madera está hecho. Aunque posiblemente, su instinto y el destino le lleven a no dejar su sueño a un lado. Tras leer su mujer un anuncio clasificado en prensa, dónde solicitan corredores de bolsa, decide presentarse en dicha empresa y crear su proyecto.

En esta cinta nos encontramos con algunas de las características que un líder debería gestionar adecuadamente. Repasemos alguno de estos conceptos clave:

1.- Conocimiento.

Uno de los requisitos para ser un buen líder, es el conocimiento. Podrá no ser un experto, pero sí debe conocer aquello que quiere liderar. Ese conocimiento del entorno, dónde se desarrolla su proyecto le aportará los datos necesarios para construir su mapa de ruta.conocimiento

Y cuando hablo de conocimiento no me refiero a engrosar títulos en el curriculum, sino que el líder también tiene la habilidad de conocer qué tipo de formación o conocimiento necesita aprender o desarrollar.

2.- Refuerza constantemente el mensaje de grupo.

Impresiona ver la escena en que Di Caprio, arenga a sus empleados hacia el camino de la victoria, hacia el cumplimiento de los objetivos de la organización.

No pretendo entrar en el tema ético de la empresa, y más concretamente, de Stratton Oakmont (empresa fundada y presidida por Belfort).No se trata en esta ocasión de esto.

Belfort, consigue que sus empleados estén motivados, porque también recibirán una compensación por su trabajo y porque aquellos que trabajan allí, desean estar en esa empresa y no otra. Desean formar parte de ese equipo.

No sólo hay que vender tu proyecto al cliente externo, aquí el cliente interno es el primero que debe “comprar” lo que vendes.

3.- Comunicación.

No sólo es importante ¿qué dices?, sino también ¿cómo lo dices?.

comunicacion

En otras palabras, habla el mismo lenguaje que tu audiencia. O mejor aún, haz que tu público entienda tu lenguaje.

Pule tu forma de comunicar, aquella con la que te identificas, aquella que te hace auténtico, aquella que es tu marca personal. Aunque no caigas en la manipulación, simplemente, estate alerta sobre qué funciona y que no.

Haz que tus reuniones o tus exposiciones, sean amenas, a pesar del tema que estés tratando. O por lo menos, resulta creativo. Tú también disfrutarás, cada vez más, de aquello que antes te parecía neutro o aburrido.

4.- Arriesga.

arriesgar

Sal cada día un poco mas de tu zona de confort. No te instales en el trono. No puedes ser el oráculo. Ofrece algo más de ti a los que te rodean. Comparte algo. Humanízate. Baja al barro. Y sí te sientes vulnerable, mucho mejor. Pronto descubrirás, más cosas de ti, al recorrer este camino.

5.- Resistencia.

En este apartado, no comparto la forma en que Belfort se ocupa de este asunto. Las drogas fueron usadas en décadas pasadas, para esa resistencia, el ritmo de trabajo, para estar siempre en primera línea.

resistencia

Esto ya forma parte del guión de determinadas películas. Aunque sí es necesario cuidarse. Estar en forma físicamente. Cuidar la alimentación. Las horas de sueño. Pruebe con meditación, yoga. Se trata de cuidar y limpiar el cuerpo y la mente.

Manten tu equilibrio, en definitiva.

6. Celebración y sentido del humor.

Encuentre algo que celebrar y hazlo sinceramente y con naturalidad. Festeja los éxitos celebracionde la compañía, aquellos cumplimientos de objetivos que se han conseguido. No se trata de las fiestas desmesuradas que aparecen en la cinta. Pero hazlo. También puedes emplear la creatividad.

7. Valores del equipo.

Minimiza las diferencias de equipo. Intenta limar esas diferencias de status y preocúpate por ello. La autoridad se puede mantener por otros medios. Trata de identificar valores comunes y poténcialos. Un coach de equipos puede ser muy útil en todo este recorrido. Revisa la misión e incluye a tu equipo de manera principal, sí no lo has hecho ya.

Insiste en la cortesía, y erradica los comportamientos irrespetuosos y de otra índole.

8. Simbolismo y ejemplo personal.

Utiliza el simbolismo para dar más fuerza a tu mensaje o a tu acción. Sí indicas a tu empresa que hay que reducir costes, da ejemplo. Estoy seguro que encontrarás este punto de equilibrio y ese mensaje que tu equipo pueda captar. En este sentido, es francamente divertido observar la danza pseudo tribal con pequeños golpes en el pecho que cada uno de los empleados de la firma, ejecuta y comparte. Crea!.

9. El conflicto.

conflictoAutogestiona el conflicto. Vence al enfado en pequeñas dosis. Lima las diferencias, y encuentra puntos de intersección.las diferencias personales, no deben prosperar. Afánete en resolverlas con humildad, y naturalidad. No es un signo de debilidad, sino de luchar por sacar adelante un proyecto y por entender que el equipo debe permanecer unido.

10.- Ródeate de un buen equipo.

Haz que tu equipo sea el mejor. Entrénalo. Dótale de las herramientas y conocimientos que necesitan. Reconoce el talento, poténcialo y prémialo. Todos llevamos un talento dentro. No hace falta que sean los más caros y experimentados. Tú puedes hacer que se superen y sacar lo mejor de ellos. De eso se trata.

En la cinta vemos como Belfort hace de vendedores de “rastrillo”, auténticos corredores de bolsa que tienen una actuación sobresaliente en su trabajo, por medio de la formación, la motivación, la confianza, el reconocimiento y claro está, la compensación.

Es tu equipo y tienes que salir a jugar con él.

Un abrazo.

primer paso

“El Dilema”


▶ The Insider (El dilema) – Etica en el cine – YouTube

“El Dilema”

Esta cinta fue dirigida por el costumbrista – efectista Anthony Mann (Heat, Alí, etc) en 1999. En el reparto se encuentran actores de la talla de Russel Crow, Al Pacino, y Cristopher Plummer.

La historia se desarrolla en el seno de una todopoderosa organización tabacalera, en donde nuestro protagonista (Russel Crow) presta sus servicios para “Brown & Willianson” en calidad de directivo y científico, hasta que es despedido.

A partir de este momento se va desgranando el dilema que tiene preso a este hombre: Informar públicamente de las manipulaciones realizadas en el contenido del tabaco, con vistas a provocar adicción en los consumidores de dicho producto, o permanecer en silencio, de acuerdo con su claúsula de confidencialidad, reflejado en contrato, lo que le haría perder determinados beneficios, como un seguro médico y varios millones de dólares.

Por otro lado, Al Pacino en el papel de Lowell Bergman, afamado productor de “60 minutos” uno de los programas de más éxito en la cadena CBS, también debe rebuscar en su interior y hacer frente a otro dilema ético, tras la negativa de la cadena a emitir el documento, y la posterior emisión del mismo omitiendo parte de la información crucial.

Esta historia es completamente real, y fue el detonante para llevar a juicio a las 7 compañías tabacaleras más influyentes del momento.

A raíz de esta interesante propuesta, me gustaría realizar un viaje de acompañamiento con nuestro personaje principal (Jeffrey Wigand), similar al que realizamos en un proceso de coaching, donde será el propio protagonista quien desvele su camino:

1.- El reto.

reto

Nada más y nada menos, que enfrentarse al lobby de la industria tabacalera, con el objeto de efectuar una denuncia que él consideraba (y más adelante, el sistema judicial norteamericano) que iba en contra de la salud pública, y que se estaba ocultando o, simplemente, no se estaba advirtiendo de ello.

Ya hemos aterrizado el reto de nuestro amigo. Va encaminado a que se presente en primer plano en la realidad del cliente. Cuando concretamos el reto y lo aproximamos al coachee, se acerca tanto, que parece que puedes tocarlo, olerlo, sentirlo. Cobra vida y se presenta ante tus narices, para qué le conozcas bien.

El objetivo es destilar, las posibles interferencias, que, consciente o inconscientemente te hacen dejar TU reto, en un segundo plano, pasando a expresar algún otro que, probablemente, esté relacionado con el reto primordial, pero no se trata de él.

Es dar en la diana. Desvelar qué queremos conseguir.

2.- Explorar el sentido.

sentido

Probablemente, Jeffrey Wigand, unos meses antes, nunca se hubiera imaginado, ni por un instante, que iba a comprometer su estabilidad financiera, emocional, familiar por voluntad propia.

¿qué motivo tan poderoso pone a nuestro científico en esa senda tan sinuosa y plagada de pendientes?.

Probablemente, sí Wigand, hubiera hecho público su propósito de vida, estarían incluidos sus valores.

Es lo que dota de sentido real a nuestra acción. Es lo que nos hace congruentes, en primer lugar, con nosotros mismos. Es tu marca interna personal. El sello de la casa. El “Made in Me”.

¿Para qué?, sería la pregunta que más resonaría en nuestro cliente en este caso.

Nuestro científico, casi con seguridad, rumiaría, silenciosamente, frente al espejo, cada mañana, su decisión antes de tomarla.

En realidad, el camino de los valores, es una lucha interna, contigo mismo en primer lugar, por mantener el rumbo cuando el barco es azotado por mil inclemencias.

Aunque no siempre es el camino más fácil.

3.- Explorar el ser.

Nos adentramos en el universo de las habilidades, las fortalezas, las aptitudes, los dones, etc. De su realidad interna (sustentada por los creencias, actitudes, experiencia, normas, axiomas, reglas, emociones, etc) y su realidad externa (formado por su entramado y sistemas de relaciones en los diferentes ámbitos: Pareja, familiar, laboral, social).

ser

En esta ocasión, Wigand, se enfrenta a algo que es completamente nuevo para él, quizás por ello su decisión de continuar con la denuncia, es proporcional a la situación que está viviendo.

Su marco de referencia transmuta. De ser vicepresidente en una gran compañía, con el reconocimiento y estabilidad en todos los órdenes, que ello implic,a  a sufrir y sentir una espiral de agresiones psicológicas, físicas, presiones y amenazas por parte, tanto de extraños como de íntimos.

El clímax de esta situación, viene de la mano de la decisión de su mujer de separarse y llevarse a sus hijos consigo.

Entonces, ¿qué le ha ocurrido a nuestro protagonista? . ¿Sufre de algún tipo de demencia?. ¿Ha perdido el norte?.

Lógicamente, existirán partidarios de estas hipótesis. Aunque también, los habrá que piensen que este hombre está haciendo lo que cree que tiene que hacer. Es esencial destacar en esta actuación que, a pesar del miedo, de la deslealtad, de que su marco de referencia ha volado por los aires, de la pérdida del “status quo”, Wigand continua el camino que ha decidido tomar.

Se puede ver como nuestra amiga resiliencia, le acompaña a lo largo de la película.  Se puede palpar esa capacidad para hacer frente a situaciones adversas y, en este caso, no experimentadas hasta el momento.

Replánteate, cuestiona tu marco de referencia, compuesto por creencias limitantes, barreras, miedos, generalizaciones, etc. Asoma la cabeza, más allá de la zona donde siempre has podido refrendar o justificar tus actuaciones y pensamientos y suelta lastre. Imagina qué impacto tendría en tu vida esta nueva forma de enfocar tu realidad.

 

4.- Explorar el camino.

camino2

Plantéate cómo será la senda que te llevará al objetivo, al reto que te has propuesto.

¿cuál será tu primer paso?,¿Qué dificultades o barreras prevees encontrar?, ¿ cómo los resolverás?, ¿Qué impacto tendrá en tu entorno?, ¿Con que recursos internos y externos cuentas?, ¿qué plan “B” tienes?.

Cuando ya hemos fijado el rumbo, después de pasar por las etapas anteriores, nos ponemos a caminar por el sendero elegido.

Cuando encuentres un obstáculo que nos ha previsto o que sientes que es más importante de lo que habías previsto, vuelve a replantear tu esquema, haz un listado sencillo de ventajas y desventajas y valóralo, dótalo de una puntuación. La flexibilidad y la amplitud de miras, te servirán como compañeras de viaje. No se trata del “caiga quien caiga”, sino de caminar con ligereza de creencias limitantes, y cargado de respeto, generosidad, confianza, ilusión, mirada dialógica, determinación, compromiso, responsabilidad y empatía.

Wigand, se replantearía este camino, en muchas ocasiones, hasta el punto de verse en un “callejón sin salida”, pero siempre hay soluciones y se sale del túnel. La buena noticia, es que ese túnel, está basado en una representación mental que hacemos de la realidad, y que tú puedes regular tus emociones hasta un punto en que te oprima,n pero no mantenerlas intactas hasta el punto en que te asfixien.

Al final, recuerda, que no hay un camino predeterminado, sino que es la consecuencia de la libertad en tu toma de decisiones. Y que éste puede ser modificado según lo vayas recorriendo.

Un abrazo.