EL OJO DE DIOS




Recientemente he publicado la novela “el ojo de Dios” con la que resulté finalista en el concurso de novela Casa del Libro-Librería Fuentaja . Ha sido un proceso largo y costoso, sin embargo, también muy gratificante.HBOOK009

¿Cómo surge la idea- germen del ojo de Dios?

Imaginé qué ocurre con aquellas personas que tienen un DON. Cómo la sociedad los agasaja y lo celebra. Sin embargo, surgió una segunda idea ¿Qué ocurre si ese don, deja de serlo y se convierte en algo perjudicial para esa persona? Ese proceso de evolución, de transformación por el que pasa el individuo es lo que me fascinaba. Al igual que la respuesta de su entorno.

Paralela a esta idea se encuentra otro tema también importante y que responde a la pregunta

¿Hasta dónde estamos dispuestos a llegar para conseguir nuestros objetivos?

En este sentido, el protagonista tiene que afrontar la cara oscura de su propio don,  y que no es otra que una probable muerte. Sin embargo, lo interesante reside en la actitud que desea adoptar y que le permita conseguir sus metas.

Es una metáfora de nuestros días. En la que muchas veces, nos perdemos en el camino hacia nuestros objetivos. La verdadera experiencia se encuentra en ese camino que recorremos, que es dónde aprendemos, dónde evolucionamos y dónde llegamos a conocernos realmente. Desde este punto de vista, pienso que el objetivo es el combustible que nos ayuda a recorrer este camino y que, al final, probablemente, la balanza se incline por la parte EXPERIENCIAL y que, incluso, nuestros objetivos se vean modificados.

¿Qué nos impide conseguir nuestros objetivos?

El miedo. Este teje su red sobre relaciones, proyectos, actitudes, pensamientos, sueños, sobre la misma esencia de uno mismo. file_2Por eso esta obra parte de ese conflicto que nos aleja de lo que realmente somos, de nuestro potencial y de nuestro propio desarrollo personal, profesional o de cualquier índole.

¿Por qué el ojo de Dios?

Aunque en un primer momento, hace referencia  al deseo de querer SER MAS de una manera ilimitada . De querer ser como dioses. Es decir, de ese hipnótico deseo de PODER.

También quería mostrar las dos caras o actitudes con la que nos enfrentamos a nuestras metas:

una que tiene su origen en el desencanto, el derrumbe de la confianza cuando ocurre algo que escapa a nuestro control y que parece ser más grande que nosotros, parece que somos excluidos de ese”CONTROL” y pasamos a ser meros peones de un juego que no podemos abarcar.

Y la novela también nos ofrece la otra cara de la moneda, es decir, la RESILIENCIA, responsabilidad, la fuerza, la ilusión, el coraje, la valentía, la determinación con la que nos enfrentamos a las situaciones adversas que se nos presentan y que es lo que nos separa de nuestras metas.

¿Qué nos cuenta ?

El ojo de Dios es un thriller ubicado en un futuro no lejano, donde se  presenta una oportunidad para incrementar las capacidades emocionales, sensoriales y racionales, a través del ambicioso PROYECTO ESTRELLA. Con la ayuda del especialista Berto Braün, Nacho Oriol adoptará nuevos puntos de vista que le permitan sobrellevar los “efectos colaterales” de ese don. En el camino se encontrará con Cris, una mujer de negocios con una personalidad diferente; con Erika, una joven boxeadora con una insólita propuesta; con Ada, una antigua compañero de juegos que aporta nueva información sobre su situación; con don Camilo, un empresario a punto de despeñarse; y con Ramón Olis, un inspector que trata de esclarecer un suicidio.

Los personajes son radiografiados y expuestos a sus sueños, sus conflictos, sus miedos, sus valores a través de una trama misteriosa, original y adictiva.

La novela está aderezada con una gran banda sonora, donde las letras traducidas también hablan por sí solas … Bruce Sprinsgteen, David Bowie, Billie Holiday, Ella Fitgerald, Neil Young…

¿Dónde se puede adquirir?

El ojo de Dios se encuentra disponible en Amazon (ebook).

En un mes la Editorial Círculo Rojo también publicará el libro en papel.

libro.ok

enlace:

http://www.amazon.es/EL-OJO-DIOS-MARCO-NORIEGA-ebook/dp/B014MN7EWW/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1444941602&sr=1-1&keywords=el+ojo+de+dios

Un fuerte abrazo.

tuprimerpaso.

INTERESTELLAR. Necesidades vs Valores.


Dirigida por Cristopher Nolan (Origen, Memento) en 2014. Nos plantea los últimos coletazos de nuestro planeta; los recursos se acaban. Hay una plaga, una especie de polvo que penetra en lo más profundo del campo, de la ciudad y del ser. El aire se vuelve irrespirable. Un mundo en el que cobra más importancia ser un buen granjero que sepa cuidar las tierras y obtener frutos para poder vivir, que un ingeniero. No existe financiación para estudiar el espacio ni tampoco para armamento. En este contexto se decide enviar varias misiones tripuladas hacia 12 planetas, donde es posible que puedan existir unas condiciones aptas para que se desarrolle la vida humana.

Cada uno de los personajes de la cinta toma sus decisiones según se incline la balanza personal hacia la necesidad, o hacia los valores, como en muchos de los dilemas que se presentan en nuestras vidas.

Nada más terminar de ver esta película tenía un run run que no me dejaba tranquilo. Concretamente eran las palabras de uno de los protagonistas, Dr. Mann (Matt Damon) que decían lo siguiente “no puedes imaginarte lo que he sufrido, no deseo a nadie que pase por esta situación. No tener con quien comunicarse”.

El punto de partida de este artículo nace de la siguiente pregunta: ¿qué provoca que dicho protagonista intente asesinar a los compañeros de una de las misiones , que han acudido para comprobar si hay posibilidades de iniciar allí un futuro?

Cuando la necesidad prima sobre el valor.

No es otra que la necesidad. En este caso de evitar la soledad a perpetuidad. El hombre es un ser relacional. Somos seres esencialmente abiertos a los demás, por lo que en dicha relación se despliegan todas las capacidades y riqueza de nuestra naturaleza. Como decía Ortega y gasset “el hombre es un ser social en las más elemental textura, no es en él algo accidental o sobrevenido”. Hasta en la novela de Daniel Defoe, “Robinson Crusoe”, nuestro protagonista tiene que crear un “compañero” imaginario: Viernes, para poder llevar esa soledad, ese aislamiento nocivo.

Ahora entra en juego, la categoría de necesidades desarrollada por Abraham Maslow. Las diferenciaba en cinco:

  • Básicas o fisiológicasnecesidades
  • de seguridad
  • de afiliación
  • de reconocimiento
  • de autorrealización

La norma de esta teoría es que sí no se cubren las necesidades báscias no se puede aspirar a cubrir las del escalón superior. Es decir, si no dispones de alimento, poco te puede importar aspirar a cubrir las necesidades sociales.

Nuestro protagonista, al tener cubiertas las de fisiológicas y de seguridad (por el momento), se posiciona en una situación que le llleva a querer cubrir esa necesidad a costa de sus principios morales y éticos. Es decir busca esa necesidad relacional, como si se tratase de alimento, se convirte en un ser primitivo. sin embargo, no se trata del único personaje que, ante una situación límite (la extinción del planeta) busca otras vías diferentes a la lógica de la supervivencia.

  • Otro personaje, Tom (Casey Affleck) siente la necesidad de quedarse con su familia y cuidar de sus tierras y rechazar la ayuda de su hermana, científica de la NASA, de trasladarles a unas instalaciones seguras, aún a costa de sacrificar a su familia.

¿Qué le lleva a tomar esta decisión? Podemos hablar de la necesidad de encontrar un sentido último a lo que le queda de existencia. Podemos hablar de una elección basada en la libertad de de la misma, y que al final, se materializa en permanecer al cuidado de sus tierras. Es una necesidad de sentido. Posiblemente, para muchos, no esté dotada de una lógica, sin embargo, es su decisión que va acompañada por algo que ha dado sentido a su vida, y que, alcanza a la propia necesidad de supervivencia, en caso de ser sometido a un dilema.

Probablemente, las teeorías de Mandred Max Neef y Martin Hopenhayn en el libro Desarrollo a escala humana (1986), complementen los estudios de Maslow; nos cuentan que existe un sistema de nueve necesidades con cuatro formas de realización: subsistencia,protección, afecto, comprensión, participación, creación, recreo, identidad y libertad, mediante el ser, el tener, el hacer y el relacionarse.

Cuando el valor está por encima de la necesidad. 

  • Otro personaje es el del doctor Brand (Michael Caine) que dirige el último reducto de la NASA, y cree que un agujero de gusano se ha descubierto en el sistema solar en órbita alrededor de Saturno, es la única posibilidad de supervivencia para la humanidad: el objetivo es atravesar el agujero de gusano para colonizar nuevos mundos en otra galaxia. Sin embargo, a pesar de dedicar toda su vida al estudio del espacio y sus agujeros negros, no ha podido dar con la ecuación que resuelve el problema del transporte a través de estos elementos. Pasan los años y sigue manteniendo sus planes, con la única finalidad de proveer de una esperanza a la humanidad.

Aquí si se ve, claramente, la decisión de proveer de última opción a la humanidad, aunque sepa que es imposible lograrlo. Aquí sus valores entran en juego, ya que me recuerda al personaje de la novela de Unamuno, “San Manuel, bueno y mártir” que, a pesar, de haber perdido la fé, sigue realizando su labor porque piensa que está por encima la felicidad del pueblo.

Cuando el valor está  por encima de  la necesidad.

  • Por último, tenemos al protagonista, Joseph Cooper (Matthew Mc Conaughey), sobre quien recae la responsabilidad de pilotar una de las naves que van en búsqueda de las misiones enviadas a otros planetas. Cooper debe decidir entre abandonar a sus hijos (Dra. Murphy) o salvar a la humanidad.

Nos encontramos ante otro dilema, el de permanecer con los seres queridos, o embarcarse en una misión que ayude a un colectivo más amplio. Necesidad del amor de tus hijos, o el de la búsqueda de algo más grande: el bien común.  

¿Cómo son las decisiones que tomamos? ¿en qué se basan ? autorrealizacion Yo creo que, al final, las necesidades están determinadas, como decía Maslow, según el nivel que ocupemos en la pirámide. Sin embargo, los valores recorren transversalmente esta pirámide, para acabar formando otra necesidad; la de poner en juego tus valores y, en mi opinión, está intimamente ligada a la necesidad de autorealización. Éstos dan forma al sentido que apliquemos a nuestras vidas, marcan nuestro camino.  Nos adentramos en el terreno de la autorealización, de para qué venimos a este mundo. Es comparable al estado de paz o de quietud, que se alcanza cuando se hace lo que proporciona autenticidad al ser.  Y esta decisión basada en valores, también es una necesidad. Una necesidad de no fallarte a tí mismo. Es una necesidad de compromiso personal, contigo mismo. Del sentimiento íntimo de legado.

No obstante, las necesidades de Maslow también nos atrapan como una mosca en una tela de araña. tela de arañaSomos capaces de soltarnos de las primeras-fisiológicas-en nuestra sociedad con relativa facilidad. Sin embargo, en la de seguridad nos quedamos más enganchados (ejemplos, como los seguros, hipotecas, comportamientos, etc). Las de pertenencia es muy difícil soltarse, y las de reconocimiento son las que más nos enganchan. Para evitarlo, sólo existe una posibilidad y es la de tomar conciencia de nuestro ego. En su última etapa Maslow, desdobló la necesidad de reconocimiento en dos (singularidad y variedad) y la de autorrealización en crecimiento y contribución. Llegados a este punto, podemos decir que los deseos son la expresión social de las necesidades. Muchas veces, satisfacemos las necesidades con deseos y con esto no logramos cubrir lo que, en realidad, nos falta (un ejemplo, padres que dan a sus hijos lo que les piden, cuando, en realidad, lo que está demandando es una necesidad de cariño o de compañía). Sin embargo¿ qué ocurre sí dedicamos más atención a cubrir la necesidad de crecimiento y contribución?pues que nos encaminamos a realizar acciones que dotan de sentido nuestra vida y contribuyen a generar crecimiento en nuestro entorno de forma ecológica y no egoista.

No es de extrañar que nuestra brújula interna ande imantada en estos tiempos. Para que marque la dirección elegida, debemos mirar hacia nuestro interior, conocernos, reflexionar sobre quién somos y quién queremos ser, sobre hacia donde queremos dirigir nuestras vidas. Debemos tener presente cuál es el sentido, el propósito, la dirección que damos a nuestros pasos. Esto, sin lugar a dudas, nos proporcionará las coordenadas de nuestro yo interno.

Pero para ello debemos estar dispuestos a salir de nuestra zona de confort, a no dejarnos llevar por nuestros miedos, nuestras creencias limitantes, nuestras barreras. Debemos estar dispuestos a cruzar el umbral de nuestra comodidad, de lo seguro, y dar pasos hacia esa zona, donde el crecimiento y desarrollo personal se da. Hoy más que nunca. No hace falta esperar a que nuestro planeta se consuma.

El autoconocimiento nos permitirá identificar nuestras fortalezas,  el potencial que llevamos dentro, y también nuestras debilidades, aquello que nos aleja de lo que realmente queremos ser y lograr. Y nuestros valores, que nos proporcionarán esa perseverancia y constancia necesaria cuando no veamos el final del tunel. Emprende los pasos necesarios para conseguir tus metas. Sean cual sean. Escala hacia lo alto de la pirámide, porque ahí es donde se encuentra esa necesidad de autorrealización que todos llevamos dentro y que, consciente o inconscientemente, perseguimos durante y/o en algún momento de nuestra existencia.Tus sueños están ahí por alguna razón, . Descúbrelos y toma tu decisión…   metas Un abrazo.

tuprimerpaso.

Cantante en el metro. (Emociones I).



Hace algunos días, realizando mi trayecto diario en la línea 10 de metro de Madrid, presencié una escena que me impactó.

En la parada de Batán, una mujer se subió al vagón. Empezó a cantar una canción. Simplemente dijo, “quiero regalarles una canción de mi tierra”. A medida, que las palabras comenzaron a salir de su boca, el resto de viajeros fué prestando más atención a la señora. Aunque la respuesta del público, se tradujo en risas, miradas de incredulidad y codazos en el brazo del compañero de al lado.

Yo mismo, me quedé perplejo, ya que, simplemente, su voz era pésima e incongruente con la letra que estaba interpretando y, además, su cuerpo estaba inerte y sin ningún atisbo de acompañamiento en la acción que estaba realizando.

Para ser sincero, la pista que encontré acerca de sí lo que estaba recitando era una canción o no, fué que el estribillo se repetió más de una vez.

Centré mi atención en la imagen de la señora y lo que estaba ocurriendo a mi alrededor y, me imaginé que, quizás, estaba recibiendo algún tratamiento psicológico, ya que no podía entender cual era la finalidad de su actuación.

Inmediatamente, otro pensamiento surcó mi mente. Esta vez, me sorprendió el valor con el que esta mujer se presentaba ante los que la rodeaban. Sin inmutarse ante las risas, unas veces contenidas, y otras no tanto, que permanecían en el ambiente.

El tren llegó a su próxima parada, y la mujer seguía cantando. De repente, se abrieron las puertas, y entró en escena, un señor que solicitaba una ayuda para su familia, ya que se encontraba en desempleo y no tenía ningún medio para facilitarles algo de comida.

La voz de este hombre, era potente y casi, instigadora, por lo que la mujer que estaba cantando, simplemente, dejó de hacerlo y se fué al extremo del vagón, en espera de que el tren abriera sus puertas otra vez.

En ese momento, atravesé el vagón, salteando algunas extremidades, caderas, bolsos, carteras y miradas, y me dispuse a tocarla en el hombro, mientras me introducía la mano en un bolsillo y acertaba a sacar una moneda.

Exclamé, “tenga señora”. Ella se volvió. Me miró a los ojos y, entonces,  pude comprobar una mirada limpia, húmeda, con un grado de emoción y expresión, como pocas veces he contemplado, y me dijo:”es una canción de amor de mi tierra, y, sólo quería compartirla con vosotros, porque es muy bonita y para mi significa mucho”.

Mi interpretación de lo que había presenciado unos instantes antes, cambió radicalmente. Más tarde me pregunté porqué esa emoción e intensidad que transmitía su mirada no se había plasmado en aquella canción. Empecé a rebobinar mentalmente, y descubrí que su cuerpo y sus palabras estaban totalmente desconectadas de su emoción. No sabía conectarlas, o, al menos, durante esos momentos no logró hacerlo.

Con esta anécdota, quiero transmitir la importancia de trasladar nuestra emoción al resto de agentes . No ya sólo para lograr una comunicación más efectiva, sino para experimentar  en todo nuestro ser la emoción.

Cuando en mis talleres y sesiones, formulo la pregunta: “¿que emoción estás sintiendo?”. La mayoría de los clientes responden con respuestas como: “bien, mal, tranquilo, disperso, incómodo, tenso, etc”.

Ninguna de estas respuestas podrían ubicarse dentro de la categoría de emociones.

No conocemos cuáles son las diferentes emociones que habitan en nosotros o en el  otro.

Y mucho menos, solemos estar habituados a conectar esa emoción con el cuerpo.

Desconocemos que cuando estamos sintiendo verguenza, por ejemplo, podemos experimentar, según cada persona, varias emociones básicas a la vez: Miedo, tristeza y sorpresa.

No nos han enseñado, que las 6 emociones básicas de las que, cuelgan las demás son: Alegría, tristeza, miedo,  enfado, asco y sorpresa .


cuadro.emociones

Muchos se quedan perplejos, cómo sí estuviera hablando de brujería, cuando preguntan: “¿el asco es una emoción?.

Y es natural. Sí no nos han educado en dicho campo, ¿cómo lo vamos a reconocer?. Y sí a esto le sumas, la tendencia cultural sobre la conveniencia o no de mostrar tus emociones, obtenemos esa falta de conocimiento.

Propuesta:

Trae a tu memoria sucesos en los que experimentaste las emociones nombradas arriba. Empieza con una emoción, siéntela. Ahora crea una escultura con tu propio cuerpo, que represente la emoción que estás experimentando. Permanece así unos minutos, y se consciente de esa conexión entre cuerpo y emoción. Desde ese estado, acompáñalo de palabras (las que te evoque esa emoción. Sin racionalizarlo) y mueve el cuerpo. Desplázate por el espacio e integra todo lo que estás experimentando. Presta atención a cada detalle, puede ser una buena pista para más tarde explorar y profundizar.

Pregúntante, ¿qué emoción te ha resultado más difícil experimentar?. ¿cuáles experimentas con más frencuencia a lo largo del día? ¿cuál la que menos?. ¿y en tus relaciones?.¿qué cambios podrías realizar?¿cómo podrías regular su intensidad y frecuencia?. ¿qué beneficios te reportaría?. ¿qué consecuencias?.

Explora y prueba a introducir pequeños cambios en tus emociones.

También puedes consultar con un profesional que te acompañe en dicho camino. En un proceso de coaching, las emociones ocupan un lugar clave, tanto para el autoconocimiento, como para el logro de tus objetivos y la realización personal.

Avancemos en el mundo de las emociones, experimentémoslas, sintámoslas, ya que de esta manera podemos estar mucho más cerca de conocernos a nosotros mismos y conocer a los demás.

Un abrazo muy fuerte.