INTERESTELLAR. Necesidades vs Valores.


Dirigida por Cristopher Nolan (Origen, Memento) en 2014. Nos plantea los últimos coletazos de nuestro planeta; los recursos se acaban. Hay una plaga, una especie de polvo que penetra en lo más profundo del campo, de la ciudad y del ser. El aire se vuelve irrespirable. Un mundo en el que cobra más importancia ser un buen granjero que sepa cuidar las tierras y obtener frutos para poder vivir, que un ingeniero. No existe financiación para estudiar el espacio ni tampoco para armamento. En este contexto se decide enviar varias misiones tripuladas hacia 12 planetas, donde es posible que puedan existir unas condiciones aptas para que se desarrolle la vida humana.

Cada uno de los personajes de la cinta toma sus decisiones según se incline la balanza personal hacia la necesidad, o hacia los valores, como en muchos de los dilemas que se presentan en nuestras vidas.

Nada más terminar de ver esta película tenía un run run que no me dejaba tranquilo. Concretamente eran las palabras de uno de los protagonistas, Dr. Mann (Matt Damon) que decían lo siguiente “no puedes imaginarte lo que he sufrido, no deseo a nadie que pase por esta situación. No tener con quien comunicarse”.

El punto de partida de este artículo nace de la siguiente pregunta: ¿qué provoca que dicho protagonista intente asesinar a los compañeros de una de las misiones , que han acudido para comprobar si hay posibilidades de iniciar allí un futuro?

Cuando la necesidad prima sobre el valor.

No es otra que la necesidad. En este caso de evitar la soledad a perpetuidad. El hombre es un ser relacional. Somos seres esencialmente abiertos a los demás, por lo que en dicha relación se despliegan todas las capacidades y riqueza de nuestra naturaleza. Como decía Ortega y gasset “el hombre es un ser social en las más elemental textura, no es en él algo accidental o sobrevenido”. Hasta en la novela de Daniel Defoe, “Robinson Crusoe”, nuestro protagonista tiene que crear un “compañero” imaginario: Viernes, para poder llevar esa soledad, ese aislamiento nocivo.

Ahora entra en juego, la categoría de necesidades desarrollada por Abraham Maslow. Las diferenciaba en cinco:

  • Básicas o fisiológicasnecesidades
  • de seguridad
  • de afiliación
  • de reconocimiento
  • de autorrealización

La norma de esta teoría es que sí no se cubren las necesidades báscias no se puede aspirar a cubrir las del escalón superior. Es decir, si no dispones de alimento, poco te puede importar aspirar a cubrir las necesidades sociales.

Nuestro protagonista, al tener cubiertas las de fisiológicas y de seguridad (por el momento), se posiciona en una situación que le llleva a querer cubrir esa necesidad a costa de sus principios morales y éticos. Es decir busca esa necesidad relacional, como si se tratase de alimento, se convirte en un ser primitivo. sin embargo, no se trata del único personaje que, ante una situación límite (la extinción del planeta) busca otras vías diferentes a la lógica de la supervivencia.

  • Otro personaje, Tom (Casey Affleck) siente la necesidad de quedarse con su familia y cuidar de sus tierras y rechazar la ayuda de su hermana, científica de la NASA, de trasladarles a unas instalaciones seguras, aún a costa de sacrificar a su familia.

¿Qué le lleva a tomar esta decisión? Podemos hablar de la necesidad de encontrar un sentido último a lo que le queda de existencia. Podemos hablar de una elección basada en la libertad de de la misma, y que al final, se materializa en permanecer al cuidado de sus tierras. Es una necesidad de sentido. Posiblemente, para muchos, no esté dotada de una lógica, sin embargo, es su decisión que va acompañada por algo que ha dado sentido a su vida, y que, alcanza a la propia necesidad de supervivencia, en caso de ser sometido a un dilema.

Probablemente, las teeorías de Mandred Max Neef y Martin Hopenhayn en el libro Desarrollo a escala humana (1986), complementen los estudios de Maslow; nos cuentan que existe un sistema de nueve necesidades con cuatro formas de realización: subsistencia,protección, afecto, comprensión, participación, creación, recreo, identidad y libertad, mediante el ser, el tener, el hacer y el relacionarse.

Cuando el valor está por encima de la necesidad. 

  • Otro personaje es el del doctor Brand (Michael Caine) que dirige el último reducto de la NASA, y cree que un agujero de gusano se ha descubierto en el sistema solar en órbita alrededor de Saturno, es la única posibilidad de supervivencia para la humanidad: el objetivo es atravesar el agujero de gusano para colonizar nuevos mundos en otra galaxia. Sin embargo, a pesar de dedicar toda su vida al estudio del espacio y sus agujeros negros, no ha podido dar con la ecuación que resuelve el problema del transporte a través de estos elementos. Pasan los años y sigue manteniendo sus planes, con la única finalidad de proveer de una esperanza a la humanidad.

Aquí si se ve, claramente, la decisión de proveer de última opción a la humanidad, aunque sepa que es imposible lograrlo. Aquí sus valores entran en juego, ya que me recuerda al personaje de la novela de Unamuno, “San Manuel, bueno y mártir” que, a pesar, de haber perdido la fé, sigue realizando su labor porque piensa que está por encima la felicidad del pueblo.

Cuando el valor está  por encima de  la necesidad.

  • Por último, tenemos al protagonista, Joseph Cooper (Matthew Mc Conaughey), sobre quien recae la responsabilidad de pilotar una de las naves que van en búsqueda de las misiones enviadas a otros planetas. Cooper debe decidir entre abandonar a sus hijos (Dra. Murphy) o salvar a la humanidad.

Nos encontramos ante otro dilema, el de permanecer con los seres queridos, o embarcarse en una misión que ayude a un colectivo más amplio. Necesidad del amor de tus hijos, o el de la búsqueda de algo más grande: el bien común.  

¿Cómo son las decisiones que tomamos? ¿en qué se basan ? autorrealizacion Yo creo que, al final, las necesidades están determinadas, como decía Maslow, según el nivel que ocupemos en la pirámide. Sin embargo, los valores recorren transversalmente esta pirámide, para acabar formando otra necesidad; la de poner en juego tus valores y, en mi opinión, está intimamente ligada a la necesidad de autorealización. Éstos dan forma al sentido que apliquemos a nuestras vidas, marcan nuestro camino.  Nos adentramos en el terreno de la autorealización, de para qué venimos a este mundo. Es comparable al estado de paz o de quietud, que se alcanza cuando se hace lo que proporciona autenticidad al ser.  Y esta decisión basada en valores, también es una necesidad. Una necesidad de no fallarte a tí mismo. Es una necesidad de compromiso personal, contigo mismo. Del sentimiento íntimo de legado.

No obstante, las necesidades de Maslow también nos atrapan como una mosca en una tela de araña. tela de arañaSomos capaces de soltarnos de las primeras-fisiológicas-en nuestra sociedad con relativa facilidad. Sin embargo, en la de seguridad nos quedamos más enganchados (ejemplos, como los seguros, hipotecas, comportamientos, etc). Las de pertenencia es muy difícil soltarse, y las de reconocimiento son las que más nos enganchan. Para evitarlo, sólo existe una posibilidad y es la de tomar conciencia de nuestro ego. En su última etapa Maslow, desdobló la necesidad de reconocimiento en dos (singularidad y variedad) y la de autorrealización en crecimiento y contribución. Llegados a este punto, podemos decir que los deseos son la expresión social de las necesidades. Muchas veces, satisfacemos las necesidades con deseos y con esto no logramos cubrir lo que, en realidad, nos falta (un ejemplo, padres que dan a sus hijos lo que les piden, cuando, en realidad, lo que está demandando es una necesidad de cariño o de compañía). Sin embargo¿ qué ocurre sí dedicamos más atención a cubrir la necesidad de crecimiento y contribución?pues que nos encaminamos a realizar acciones que dotan de sentido nuestra vida y contribuyen a generar crecimiento en nuestro entorno de forma ecológica y no egoista.

No es de extrañar que nuestra brújula interna ande imantada en estos tiempos. Para que marque la dirección elegida, debemos mirar hacia nuestro interior, conocernos, reflexionar sobre quién somos y quién queremos ser, sobre hacia donde queremos dirigir nuestras vidas. Debemos tener presente cuál es el sentido, el propósito, la dirección que damos a nuestros pasos. Esto, sin lugar a dudas, nos proporcionará las coordenadas de nuestro yo interno.

Pero para ello debemos estar dispuestos a salir de nuestra zona de confort, a no dejarnos llevar por nuestros miedos, nuestras creencias limitantes, nuestras barreras. Debemos estar dispuestos a cruzar el umbral de nuestra comodidad, de lo seguro, y dar pasos hacia esa zona, donde el crecimiento y desarrollo personal se da. Hoy más que nunca. No hace falta esperar a que nuestro planeta se consuma.

El autoconocimiento nos permitirá identificar nuestras fortalezas,  el potencial que llevamos dentro, y también nuestras debilidades, aquello que nos aleja de lo que realmente queremos ser y lograr. Y nuestros valores, que nos proporcionarán esa perseverancia y constancia necesaria cuando no veamos el final del tunel. Emprende los pasos necesarios para conseguir tus metas. Sean cual sean. Escala hacia lo alto de la pirámide, porque ahí es donde se encuentra esa necesidad de autorrealización que todos llevamos dentro y que, consciente o inconscientemente, perseguimos durante y/o en algún momento de nuestra existencia.Tus sueños están ahí por alguna razón, . Descúbrelos y toma tu decisión…   metas Un abrazo.

tuprimerpaso.

Anuncios