REVOLUTIONARY ROAD (Los soñadores)


Dramática y visceral cinta, dirigida en 2008 por Sam Mendes (American Beauty, Camino a la perdición) y protagonizada por Leonardo DiCaprioKate Winslet y Kathy Bates

 

http://www.youtube.com/watch?v=FBo_avFuBx8



La historia se desarrolla en los “felices” años 50 en Connecticut (USA). Allí una pareja de jóvenes, se conocen, se enamoran y deciden compartir su vida juntos. Como tantos otros felices comienzos.

April (Kate Winslet), propone a Frank (Leonardo Dicaprio), hacer realidad el sueño de éste de vivir en Paris. Lo que en un principio , resulta ser un trampolín hacia la libertad y la autorealización personal, resulta tornarse en un caramelo envenenado.

A Frank le ofrecen unas “esposas de oro” (el trabajo que desarrolla le resulta anodino y carente de interés, aunque recibe una proposición de escalar algunos peldaños en la organización), debido a un informe que elabora (con tintes mordaces) y, que a a postre, coincidirá con ser elegido para un puesto en el floreciente mercado de computadoras.

Hasta aquí lo que se puede contar.

La pregunta sería ¿Para qué sacrificamos un sueño? .sacrificar

y las respuestas pueden ser múltiples, aunque en este caso prefiero que cada uno se conteste a sí mismo, dado que pocas personas consiguen establecer un mapa de ruta, a lo largo de su vida, que desemboque en el cumplimiento de éste, y creo, que es algo que removerá.

Aunque lo que sí haremos es ver la estrategias y actitudes que seguimos a la hora de insertar una dirección en el navegador  de nuestras vidas :

  • Incorrecta identificación:

Lo que en un principio creíamos que era nuestro sueño, se desvanece. Quizás no era lo que realmente deseábamos conseguir, o mejor aún, alomejor queríamos alcanzar unas metas bien consideradas por la sociedad.
incorrecta identificacion

La mimetización que alcanzamos en nuestro entorno , nos lleva a anhelar alcanzar objetivos guiados por el envoltorio, la apariencia. ¿cómo vas a querer ser astronauta con seis años, sí ni siquieras conoces la tripas de esa profesión?. (aunque otras veces, esa semilla queda ahí, y sí da las frutos deseados).

algunos me dirán: ” sí, ¿pero estar apasionado con algo no es lo que de verás importa y da fuerza?”. Si y no. Sí, porque en parte ahí está la gasolina que alimenta el motor para poder seguir avanzando hacia nuestra meta. No, sí no hemos realizado un previo análisis interno y externo y seamos plenamente conscientes de qué es lo que tanto ansiamos, a dónde nos llevará, qué consecuencias tendrá para nuestro entorno, a qué tendré que renunciar, que obstáculos tendré que sortear, etc.

La simple pasión en las relaciones, por ejemplo, se queda en eso. Esa pasión (eufemismo de sexo), sino va acompañada de los verdaderos valores que habitan en una relación (respeto, generosidad, entrega, com-pasión, reconocimiento, humildad, empatía, etc), hace aguas en mitad de una simple tormenta estival.

Para los requisitos necesarios de una relación, revisar este enlace:

https://tuprimerpaso.wordpress.com/2013/12/05/el-encuentro-lo-recuerdas

  • Vivir la vida de otros.

¿Realmente estamos viviendo nuestra vida?, ¿son esos nuestros sueños?. Esta pregunta, que en más de una ocasión nos hemos planteado, en ocasiones nos desvuelve una imagen grotesca y desdeñada. Y eso no nos gusta (cómo diría mi sobrino después de apelar a las excelencias y beneficios de un plato de verdura). No nos gusta, porque produce miedo, inestabilidad, inseguridad, temor. Descubrimos que estamos atrapados en algo que no hemos elegido desde el interior. Nos hemos dejado llevar. Desplegamos las velas del status quo, de lo correcto, de lo normal, de lo bien visto, de la necesidad de un quorum y nos dejamos llevar por el viento (¿nos dejamos llevar?, ¿o nos arrastra?).

vivir vida otrosPor ello, no vendría mal, en primer lugar, y desde edad temprana, empezar a conocerse. Aprender a mirar dentro.A saber quiénes somos, cuáles son nuestros talentos, qué valores me guían, cuáles son mis fortalezas y defectos, ¿cómo gestiono mis emociones?. Esos elementos que realmente conforman a una persona, y que, en última instancia, y, a pesar de los mútiples avances de esta sociedad, sigue siendo “la búsqueda del Santo Grial”, en dónde la educación que recibimos se deja en favor del vínculo familiar (¿y los que proceden de un entorno no favorable o contrario a este descubrimiento?, o ¿sí en este entorno no se ha podido iniciar o completar esa exploración personal?) (disculpar…soy un poco cinéfilo… y me acaba de venir la imagen de uno de los protagonistas del “club de los poetas muertos” y su trágico desenlace…) , y, con suerte, después de muchas caídas, consigues fijar el rumbo.

  • ¿Adaptación o coraje?.

o en otras palabras… ¿Coraje para la Adaptación?, o  ¿coraje para alcanzar tus sueños?. Porque lo que no puede faltar en este frugal trabalenguas es CORAJE (¡cómo me gusta esta palabra!).
coraje

Al final, y según mi opinión, TÚ DECIDES. No es ni bueno ni malo. No se trata de someter a un sumarísimo a aquellos que no deciden cumplir sus sueños. Esto no tiene por qué ser algo trágico (sino, menuda mierda de sueño). Aunque sí es importante, qué una vez tomada tu decisión o elegido tu camino (en base a eso de lo que hablábamos…una exploración personal, un estudio de los pros y los contras), lo recorras contra viento y marea, haciendo acopio de eso… del valor.

  • El tiempo.

Tantos atributos negativos que se cosen al tiempo. Hoy voy a romper una lanza en favor de ello. Tienes toda una vida para cumplir tus sueños. Nunca es tarde. Puedes tomar una dirección y luego coger otra. No nacemos con un GPS incorporado de serie. Lo importante es que aquello que elijas hacer lo hagas, es decir, que pases a la acción, sino se quedarán en eso…sueños.
tiempo
Y a lo que aspiramos es a vivirlos, a cumplirlos. ¿o no?. Esto son elecciones personales. En mi caso, os contaré que estoy terminando mi primera novela, después de haberlo tenido como eso. Un sueño. Y ahora lo voy a conseguir. Han pasado unos años. ¿lo podría haber hecho antes?. Puede ser… aunque eso no es importante, lo importante es que ahora LO DESEO mucho más que antes.

Otra cara amable del tiempo, es que puedes compatibilizarlo con otros fines. Simplemente, no lo dejes caer en el olvido, y recupéralo cuando creas que es el momento. Y sí lo dejas caer en el olvido, no pasa nada…o no sería tan importante… o no lo has cumplido (pero no te culpabilices, no te amargues, como les sucede a nuestros protagonistas).

  • Hacer cómo si no pasara nada.

Gran estrategia. Simplemente te dedicas a vivir lo que te ha tocado (¿te ha tocado realmente?, ¿no lo has elegido?.). Desarrollas un instinto de supervivencia y te aferras a tus pertenencias y a lo que has conseguido. También te inquieta y te alarma, cuando te enteras de algún conocido que está viviendo lo que dice ser su sueño, y raudo, insertas tu cargador , quitas el seguro y disparas unas ráfagas de crítica y juicio, hacia ese irresponsable, vividor o tipo con suerte.
autoresponsab

Y cuidado, de no mirar hacia tu interior. No vaya a ser que encuentres algún resto de lo que fué tu sueño y que ahora lo ves tan lejos que se ha quedado en eso… un bonito sueño.

  • Responsabilidad.

Es clave. La responsabilidad hacia lo que realmente has elegido. De ahí parten todos lo demás compañeros de viaje (disciplina, organización, proactividad, etc). Parece ser que la responsabilidad sólo casa con los quehaceres diarios y sobre la que debemos ejercitar sobre otros miembros. Sin embargo, ¿qué ocurre con la responsabilidad hacia nosotros mismos?. ¿Dónde queda esta responsabilidad?, ¿por encima o por debajo de otras?. Merece la pena que dediquemos unos minutos a reflexionar, sobre cómo nos responsabilizamos de aquello que deseamos conseguir.

Por otro lado, se trata de una actitud ecológica. Es decir, que según cómo nos comportemos con nosotros mismos, estaremos en disposición de ofrecer una respuesta res-ponsable .

y en este caso estoy hablando de una respuesta o de un destello que emites y se propaga en tu entorno, que está relacionado con tu valor intrínseco de respeto hacia tu persona. Un valor relacionado con la honestidad contigo mismo. Relacionado con la sinceridad hacia tí mismo. Y esto, amigos, es muy importante y valioso.

Por útimo, y para despedirme, comentarte que un coach está en disposición de ayudarte a recorrer ese camino (y yo estaré encantando de acompañarte). Es más, la esencia del coaching es eso…acción para cumplir tus verdaderos objetivos.

 

Un abrazo.

tuprimerpaso.wordpress.com

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s